Mi camino hasta aquí…

Poder pilotar en un evento como las 24 Horas de Ascari es hacer realidad un sueño que parecía inalcanzable, os cuento la historia de como sucedió todo y mis inicios en esta locura por el mundo del motor...

(or use arrow keys to navigate )

Apenas pasaron 5 ó 6 días desde una inesperada casualidad hasta que me vi rodando en el circuito en un evento de resistencia.

Una pequeña casualidad puede cambiarlo todo

Era ya algo tarde, había terminado de cenar pero aún me quedaba trabajo por hacer delante del ordenador. Sin embargo algo me llevó a visitar una de mis páginas de referencia, SportCarClub.com y ver qué era lo último que se cocía por allí. Para un apasionado, bueno, más bien “pirado” por el mundo del motor como yo, descubrir un año antes aquella web llena de tipos que estaban igual o aún más locos fue un verdadero descubrimiento, quizás un consuelo, no estaba solo…

Quizás sí llegué a imaginar en algún momento que através de aquella web, o club, o punto de reunión de “chalados con sus cacharros” podría conocer gente interesante y hasta hacer algunos nuevos amigos, pero lo que nunca  imaginé es que además sería la puerta a experiencias alucinantes, y más aún, a cumplir uno de mis sueños: ser piloto de coches de carreras… Bueno, o al menos acercarte a la experiencia más próxima a serlo que se pueda encontrar…

El caso es que en el “foro” de la web encontré un post que se titulaba así: “Plaza para 24h Ascari 16/17 de Mayo”. Esto fue un día 7 de Mayo aproximadamente… lo que sucedió en los momentos siguientes os lo podéis imaginar… pero os lo iré contando por capítulos.

 Un auténtico “pirado” por el mundo del motor de nacimiento

Pues sí, resulta que lo mío no tiene cura, es de nacimiento, debe estar en la sangre incluso aunque no tenga antecedentes hereditarios… Soy un enfermo… en máximo grado… estoy enganchado… y no quiero tomar medicación…

yoyi_lotus-f1-jps-2

Por algo habrá sido que mi primer coche fue un Lotus, y además no uno cualquiera, sino un F1 JPS Type 72…

Desde muy pequeño me apasionaban los coches, las motos y todo lo que sonase a motor. Daba la paliza a mis padres para que me llevasen a ver carreras en el Jarama (coches, motos, camiones, daba igual). Después para que me comprasen una moto, y ya con 15 años para que me llevasen a participar en competiciones de trial. El mundo de la competición me atrajo no recuerdo desde cuando, supongo que desde siempre, y nunca lo he dejado. Pero competir en disciplinas de la moto de campo es barato y está al alcance de las economías modestas, no así el hacerlo en el mundo de las cuatro ruedas… Algo que veía como un sueño imposible.

Con muchos años como piloto federado de moto he aprendido cantidad de cosas que me han servido para formarme en muchos aspectos relativos a la competición, al compañerismo y a la manera de enfocar la vida y los retos en general. He tenido la suerte de viajar por diversos países, tener pequeños patrocinadores, participar en pruebas míticas de trial, también en campeonatos de motocross y enduro, e incluso ganar carreras y campeonatos y coleccionar algunos trofeos. Pero cada vez que acudía a un circuito a ver carreras o tandas de coches… acababa pensando lo mismo… algún día yo tengo que estar ahí, ¡no estoy hecho para ver los toros desde la barrera!

Con una edad llega un momento en el que te dices: “si no lo hago ahora no lo haré nunca” y empiezas a investigar de qué manera empezar con el mundo automovilístico y sobre todo… ¡que sea barata! Pero llevamos muchos años escuchando que esto es para ricos. Sólo si decides romper esa barrera y buscar el modo de buscarte “las mañas” descubres que en otros muchos países este mito es roto por multitud de aficionados de un modo u otro. Existe el karting, los clásicos, los track days y muchas opciones que, aunque no dejen de tener sus costes, son alcanzables.

Continuación: Para ver la segunda parte pincha arriba en la flecha situada junto a (1 of 3)


No Replies to "Mi camino hasta aquí..."


    Got something to say?

    *

    Some html is OK