24 Horas Experience, la nueva opción de octubre

Ante la gran demanda de participación en las 24 Horas de Ascari, un nuevo organizador se ha aventurado para ofrecer una nueva versión de la prueba. Así, los pasados 16 y 17 de octubre de 2016 de la mano de 8000 Vueltas se disputó la primera edición de las 24 H Experience.

En este artículo os contamos como fue la experiencia desde dentro, detallando todos los detalles de la participación del equipo PressToRace.com, con “incidente” incluído…

01. ¡Un nuevo evento inesperado y alguna casualidad!

Aunque a principios de año no contábamos con esta segunda edición de las 24 Horas de manos de los amigos de 8000 vueltas, para mi se trataba de una oportunidad que había que aprovechar. Si ya es difícil encajar todas las piezas para unas 24 Horas al año, dos, y con mucho menos tiempo fue aún más complicado.

Algunos componentes del equipo no lo veían claro, otros no querían hacer otro desembolso económico, llegaba la fecha y no sabíamos si podríamos participar.

Casualidades de la vida, en un viaje a Italia para la prensa durante el mes de septiembre, coincidí con el reconocido periodista del motor Pepus Alonso, y sin saber cómo ni por qué salió el tema de las 24 Horas. Él había participado en 2015, yo también… Él no tenía equipo, a mi me faltaba un piloto… todo encajó rápidamente… Además fue una divertida sorpresa descubrir en este viaje que ambos somos apasionados de eventos como este, pues ninguno sabía que el otro ya había participado antes.

También hay que decir que Pepus es un reputado periodista del motor que trabaja con el diario El Mundo y colabora con otros muchos medios como Auto Hebdo Sport, Top Auto, etc. Su pasión no se limita a su trabajo, y cuando puede compite en pruebas automovilísticas, habiendo sido un habitual en la Copa Clío o en carreras de resistencia como las 24 Horas de Montmeló o de Hungaroring. Sin duda un buen “fichaje” del que además todos podríamos aprender.

Nos pusimos en marcha apenas unas semanas antes, teníamos que revisar el coche, buscar buenas ofertas de neumáticos, recambios, autocaravana, posibles patrocinios…

Los pocos colaboradores que teníamos ya habían hecho un esfuerzo en mayo, aún así algunos quedaron tan contentos con nuestra difusión que quisieron volver a repetir. Otros nos dijeron que ya no era posible pero aún así acordamos la manera de compensarlo el año que viene, y es que apenas había tiempo. Nuestro agradecimiento a:  Gulf, Seguropordías, Ferodo, Todotrial.com y a nuestros colaboradores: Llorsa, Pegatineando y Deltagap… y por supuesto PressToRace 😉

Nuestro Opel Astra GSI antes de comenzar la prueba

Los pilotos también empezaron a fallar por un motivo u otro, así que apenas un par de semanas antes nos pusimos a hacer llamamiento ofreciendo un par de plazas. Tuvimos buena respuesta pero con tan poco tiempo nadie se decidía.

Oscar González, de Vigo, dio el paso y se apuntó al equipo con muchas ganas, iba a ser su primera vez en circuito! Junto a él, desde Vigo llegaban a Ascari un grupo de pilotos distribuidos en varios equipos. Pero aún nos faltaba uno y apenas quedaban 5 días para el evento… El martes anterior, por fin, conseguíamos el piloto que nos faltaba, el quinto. Victor Galauret, de Madrid, experimentado en el CER, Copa Clío… ya que le había fallado el compañero con el que correr en el CER del Jarama ese mismo fin de semana.

Además de Pepus, Oscar y Víctor, contábamos con el coleccionista de clásicos de Écija Juan Antonio Gallardo y su mecánico José Antonio Postigo junto con el hijo de este último, Alejandro. Con los tres ya habíamos participado en la edición de mayo, el coche estaba a su cuidado y suponían un apoyo imprescindible para el equipo: un mecánico de primera, profesional y excelente persona, herramienta y transporte. Por último estaba yo, organizador del equipo y propietario del coche, así éramos 5 pilotos, mecánico y ayudante de mecánico.

Prisas, estrés, piezas que no llegan, para que os hagáis una idea, los neumáticos Dunlop llegaron el lunes, se cambió un palier dañado el mismo jueves previo y las pastillas de freno Ferodo se pusieron el mismo sábado por la mañana.

Muy corriendo, muy a última hora, pero lo teníamos todo. Para dormir y descansar utilizaríamos una magnífica Volkswagen California, con sus camas, su nevera, su calefacción, su toldo, sillas y mesas plegables, conseguida por Pepus a muy buen precio… un lujazo!

Espectacular la Volkswagen California

El viernes llegamos al taller en Écija, vimos la impresionante colección de más de un centenar de coches clásicos de Juan Antonio y partimos hacia el circuito. Ni siquiera sabíamos donde íbamos a dormir, pero encontramos un hotelito magnífico cerca de Ronda en el último momento para los tres que no teníamos alojamiento.

Las verificaciones administrativas y técnicas las pasamos sin problema, aunque nos faltaba un detalle, las espumas para cubrir las barras… Al día siguiente quedó solucionado pues en el taller algo había, aunque un poco pasadas.

El ambiente era magnífico, algunos equipos ya conocidos, otros nuevos. Preciosidades como el Alfa 75 o el Mazda MX5 NA del equipo One Lap Heroes, que llegaba nada menos que desde Alemania. Había un equipo portugués con un Toyota Carina que iba como un cohete… Evidentemente era un auténtico coche de carreras que no se ajustaba al reglamento, por lo que recibió una penalización ejemplar antes de comenzar… Del circuito y las instalaciones, qué decir, magnífico. Tanto el personal del circuito como de 8000 vueltas, todos fueron siempre atentos y agradables, un placer tratar con ellos.

El sábado a las 9 de la mañana era el brieffing obligatorio. Allí estábamos y de nuevo no había sitio para todos, 35 equipos más de 200 personas. Además esta vez el número de acompañantes podía ser mayor, con lo que cada equipo podía contar con 15 pases, contando con pilotos, mecánicos y acompañantes.

Brieffing de pilotos

Nosotros, modestos y conservadores, no compramos ningunas tandas previas. Había sólo una hora de entrenos libres, así que decidimos que saliesen a rodar los que no conocían el circuito. Tan escaso tiempo era insuficiente para que rodásemos todos, así que dos de los cinco tuvimos que renunciar y salir directamente con las 24 horas en marcha, un riesgo que era aún mayor en caso de salir de noche sin haber reconocido antes el circuito.

A las 13 horas cerraba el surtidor de gasolina y comenzaba el proceso de formación de parrilla, aleatorio, puesto que no se trata realmente de una carrera. A las 14 horas comenzaba el evento, con el Safety Car rodando delante para realizar la posterior salida lanzada. Momentos de emoción y diversión, ya estaba todo en marcha. A partir de ahora había que realizar una buena estrategia, conservar neumáticos y mecánica, tratar de no consumir demasiado combustible, ceder el paso a los más rápidos, no meterse en líos ni piques absurdos y tratar de rodar a un ritmo cómodo.

Entre todos los componentes del equipo decidimos que Pepus sería el primero en salir por ser el piloto más experimentado.

¡Todo listo para comenzar en el Pit Lane!

02. Primeros problemas, mala elección de neumáticos.

Tras sólo una hora llegaban los primeros problemas obligándonos a realizar la primera parada en box, algo pasaba en los neumáticos. La presión era demasiado baja y el desgaste estaba siendo muy alto. ¡Se estaban destrozando a toda velocidad y los golpes de la goma en los pasos de rueda alertaron al piloto de que algo pasaba. No podíamos creerlo, en apenas una hora ya nos habíamos pulido dos neumáticos delanteros… ¡tenían los flancos totalmente arrancados!

La elección de neumáticos no fue muy acertada, ya que eran demasiado blandos, y en un evento de este tipo hay que optar por los más duros, ya que el límite de neumáticos está limitado a 10. Aquí aprendimos una nueva lección, nunca ir a buscar unos neumáticos más baratos por ahorrar costes, al final puede salir más caro. Y algo que sé desde hace mucho tiempo, en “competición” ¡nunca estrenar nada que no hayamos probado antes!

Los neumáticos nos condicionarían el resto del evento, y en estas primeras horas tuvimos que parar en varias ocasiones para subir presiones y revisar desgaste.

Una mala elección de neumáticos nos ponía en apuros

Después de Pepus entraba Oscar en pista. Estaba nervioso, pero se portó como un campeón y realizó muy buen trabajo, atendiendo a todas las indicaciones, yendo poco a poco, no estorbando a nadie y rodando cada vez más rápido y cómodo. Juan y Victor fueron los siguientes relevos. Para Victor era muy ilusionante correr de noche, así que pudo disfrutar del atardecer y la primera hora de la noche.

En sus turnos aproveché para hacer fotos, vídeo y dar una vuelta por el circuito buscando buenas tomas, gracias al amigo Jorge del Club MX5, que amablemente me llevó en su coche. Él estaba haciendo fotos para la organización, así que aproveché su ofrecimiento.

Poco antes de las 21.00 comenzaría mi stint. Como propietario del equipo había preferido ceder el turno al resto, aunque no haber reconocido el circuito antes no era buena idea. Estaba nervioso y llevaba unos días con una sensación de incomodidad, incluso de presagio de algo negativo, que confirmé al ver el número 13 en el transponder… Mierda! 😉

Salí a pista de noche y en línea de box me paran… justo va a salir el Safety Car. Poco después inicio la marcha inmediatamente detrás del SC, por un lado me viene bien porque puedo recordar el circuito tranquilamente, por otro mal porque en cuanto se vaya el SC me van a pasar por todos lados! glupss…

Listo para salir a pista…

Efectivamente así, es, se retira el SC, no tengo aún confianza para rodar a un ritmo cómodo y me voy apartando para dar paso, montones de luces se acercan por detrás y me superan. A la segunda vuelta pillo el ritmo de un coche que va delante y es de “mi categoría”… tomo la curva rápida de entrada a meta y me pasa un Audi arrancándome las pegatinas, para mi gusto absolutamente pasado, cosa que no entiendo en un evento de resistencia como este.

03. Llega el desastre…

Un par de segundos después comienza a adelantarme un Mercedes SL, cuando veo que el Audi va tan pasado que se sale del piano y pisa hierba… Hace un extraño, contravolante, el Rover que va detrás de él pisa el freno, y el Mercedes que va justo delante de mi y detrás del Rover también pisa freno en pleno apoyo… La parte trasera se desliza, pierde el control y choca con el muro de neumáticos… No puedo hacer nada para evitarlo y… me lo trago de lleno… Muchos ya habréis visto el vídeo en Facebook…

Lo cierto es que el golpe ha sido suave, ni siquiera me he asustado, pero sé que la cosa ha sido fuerte, el capó está totalmente doblado hacia arriba… Este es el final de nuestras 24 horas… Parece que el susto ha sido mayor en el paddock, donde el estruendo ha puesto a todos alerta. Llegan las asistencias del circuito, los médicos me preguntan si me encuentro bien en varias ocasiones. Todo OK.

Pasa casi una hora con Safety Car hasta que los equipos del circuito consiguen remolcar los coches, ya que las aletas están tocando en los neumáticos y tienen que forzarlas con barras de hierro. Primero se llevan el Mercedes y al rato vienen a por el Astra, enganchan la cincha y empiezan a remolcarme hacia el pitlane, que está bastante cerca. Apenas puedo girar mucho porque el neumático roza en algo. Llegamos al box y Jose, el mecánico, no tarda ni 2 segundos en empezar a enderezar más la aleta con una barra.

Jose comienza a enderezar la aleta y dice… “esto en 6 horas está listo…”

Lo que viene después forma parte del espíritu y filosofía de este evento, superar las adversidades, nunca darse por vencidos, buscar soluciones lo antes posible. El parte de daños es el siguiente: aleta, capot, radiador, eletroventilador, faro, bote de dirección asistida, batería, paragolpes, estructura delantera… Puede llevar 6 horas ponerlo en funcionamiento según la estimación inicial, pero no tenemos radiador de recambi

03. Lucha, superación, trabajo y solidaridad…

En una situación como esta, pensamos que la prueba había terminado para nosotros, pero el magnífico mecánico con el que tuvimos la suerte de contar nos demostró a todos lo que es tener ganas, luchar, y no rendirse nunca… En los momentos más difíciles es cuando surge lo mejor y lo peor de las personas, y en el caso de las 24 Horas de Ascari lo que vivimos fue espectacular. No sólo por el enorme trabajo del mecánico y los que intentábamos ayudar dentro de nuestras limitadas posibilidades, sino por la cantidad de gente de otros equipos que no dudó en venir a ver que tal estábamos y a ofrecernos su ayuda. La solidaridad, el compañerismo, la deportividad estuvo absolutamente presente y es lo habitual en las 24 Horas de Ascari, algo que nos hace sentirnos absolutamente arropados y que agradecemos enormemente.

Pero sigo con el relato. Rápidamente nuestros vecinos de box, también con un Astra, el equipo Mediterránean, nos ofrecen su radiador de recambio con electro incluido…

Empieza a llegar gente de otros equipos, se interesan por la situación, nos ofrecen ayuda, nos dan ánimos, y charlan con nosotros mientras el mecánico no para de trabajar y los demás tratamos de ayudar. Atamos una cincha a la bola de remolque del BMW X5 de Juan y tiramos del tirante delantero… la chapa va cogiendo forma y no hay ningún componente importante de suspensión o dirección dañado ni doblado. Jose saca el “gato” de estirar chapa y… hace maravillas. Al rato tenemos aleta y capot casi como nuevos, o al menos “estiraditos”.

Hay que hacer algunos apaños más puesto que el radiador es un poco distinto, rehacer conexiones, puentear cables… Varias horas después tratamos de arrancarlo pero no va… Un fusible se ha ido. Lo intentamos pero tampoco… del golpe un cable se ha dañado, pero tardamos un rato en descubrir el problema… Juan pone en práctica sus conocimientos de electricidad y también hace funcionar el faro de recambio, que aunque no es de xenon, funciona.

Mientras se reparaba, la organización ha venido al box y nos ha preguntado por el incidente. Les decimos que está grabado en la cámara y les acompañamos a verlo en un portátil, en la oficina del circuito.

Tras casi 6 horas de trabajo, el coche está listo para seguir

Cinco horas y pico después de empezar a reparar, seis después del golpe, el coche arranca. Hay que avisar a la organización para una nueva verificación. Revisan todo y tenemos que recolocar un faro puesto que está algo elevado. Se corrige y nos ponemos de nuevo en marcha… Ha sido increíble… Los compañeros del Mercedes no han tenido tanta suerte, la estructura frontal del coche está muy mal y ha afectado a componentes importantes. Aún así lo han intentado, estirando con cinchas desde dos coches, cortando y soldando… pero no ha sido posible (pondré algún vídeo pronto). También hay que decir que estas 6 horas en box nos han propiciado que tengamos neumáticos suficientes para terminar…

Le cedo mi turno a Pepus, la noche no me ha dado confianza y el golpe me ha dejado sin demasiadas ganas, prefiero esperar al día. Al rato hay bandera roja y todos los coches entra en el pitlane. El Alfa 75 ha volcado. Por suerte no ha sido grave, se ha salido en la curva de la encina que da paso a la recta del fondo, ha tocado los neumáticos de protección con un lado, rebotando y poniéndose sobre un costado… Llega la grúa y se ponen a trabajar con él…

El precioso Alfa 75 también ha sufrido un accidente

Se relanzan las 24 horas y rodamos sin incidentes, el coche va perfecto, y aunque vayamos ahora sin dirección asistida, casi va mejor así. Oscar toma el relevo después de haber descansado varias horas en la autocaravana.

04. Ah, pero… ¿seguimos?

Cuando queda poco para amanecer se levanta Victor y dice: – Ah, pero… ¿seguimos “en carrera”? – Que tío, ha dormido como un bendito y no se ha enterado de nada de la reparación, que suerte tener esa facilidad, este tío se duerme hasta de pie, con un 50 de calzado que usa no me extraña!!! jajaja. Después de bromear sobre el asunto estamos de buen humor por poder seguir en marcha, la gente nos felicita. Yo intento descansar algo, pero apenas pego ojo ni con los tapones en los oídos.

Entra Oscar tras otro buen stint, es el novato, pero ha hecho un genial trabajo y se ha comportado de maravilla, además ha podido disfrutar de las primeros momentos del amanecer, algo único. Victor sale y pronto llegan los primeros rayos del sol. Hemos repartido los turnos no para mejorar el rendimiento del equipo, sino para que todos podamos disfrutar de la conducción, para lo cual hemos acortado los stints a dos horas. Esto nos resta opciones de remontar, pero se trata de disfrutar.

Amanece en el circuito de Ascari

Me dispongo a salir sobre las 10 de la mañana, por fin, tengo muchas ganas y soy el único que apenas ha rodado. El coche va perfectamente y lo disfruto mucho. Voy ganando confianza y me encuentro cada vez más cómodo. Es una pena lo que ha pasado, ese golpe era inevitable y nos ha reducido la conducción en 6 horas, pero las cosas son así.

Tras apenas dos horas y unos minutos llega la hora pactada para dejar turno a Juan, como él quería. Me ha sabido a poco, he podido conducir mucho menos que el resto, pero soy el capitán del equipo y no me importa ceder para beneficio de los demás, lo importante es un buen ambiente en el equipo y que todos estén contentos, o al menos intentarlo.

05. La satisfacción de llegar al final

Aprovecho para tirar más fotos y vídeo, apenas he dormido y prefiero no pensar en lo que va a costar la reparación del coche, pero ahora mismo lo importante es conseguir el reto, llegar hasta el final.

Tras el frio de la noche, la llegada del calorcito sienta de maravilla. Las visitas al bar son siempre agradables, el personal es muy amable y nos ofrece bebida y picoteo variado, incluido en la inscripción, lo cual se agradece.

Nuestro pequeño Astra sigue rodando

Ya quedan pocos minutos y casi todo el mundo se dirige al muro para ver el final, que llega en una explosión de júbilo y alegría por parte de todos los equipos que han logrado finalizar. Aplausos a la llegada de los coches, abrazos y por supuesto las fotos de rigor. Objetivo cumplido!!!

La organización llama a la sala de brieffing para otorgar una serie de premios. Starcar se lleva el del equipo con mejores tiempos, One Lap Heroes el premio al mérito por haber venido desde Alemania, y a nosotros, PressToRace.com nos otorgan el premio a la tenacidad, por no habernos rendido nunca y haber seguido adelante, así como por haber encajado la situación con la máxima deportividad, un cheque para la compra de material de EBC, uno de los patrocinadores del evento junto con Hel.

El mérito principal es del mecánico, Jose, de su hijo Alejandro, magníficos como personas y como mecánicos. Nuestro agradecimiento especial a los compañeros del equipo Mediterránean por dejarnos el radiador. Gracias a la organización, a todo el personal del circuito que tan bien nos atendió, y por supuesto a nuestros pilotos: Pepus, Oscar, Victor, Juan…

Ahora es momento de saborear lo mejor de este gran fin de semana y no pensar en lo malo y en las malas actitudes. Eso sí, quiero destacar el compañerismo y legalidad de Oscar, que antes de irse no duda en darme una cantidad de dinero para las reparaciones que tenga que realizar en el coche, todo un detalle que se agradece pues hoy día no es fácil encontrar gente tan honesta y cumplidora. Por supuesto Pepus y Víctor me comentan que les avise con lo que haya que poner, y Juan aporta la inestimable colaboración de Jose, su mecánico particular, pero ninguno de los dos continuará en el equipo, ya que ha decidido formar uno nuevo por su cuenta. Dudo que vuelva a encontrar un mecánico tan capaz, tan esforzado, tan ilusionado, tan trabajador y además tan sonriente y buena persona como Jose nunca… ¡Le deseo lo mejor!

Tras reponer fuerzas comiendo parte de lo que sobra de la compra, recogemos todo y nos toca iniciar el largo camino a casa, en el que Pepus, Victor y yo compartimos horas de charla y anécdotas hablando de… por supuesto… ¡coches!

¡El año que viene más!

:-)

¡Reto conseguido por segunda vez este año! ¡Completar las 24 Horas!

06. Contenidos extra, galería de fotos y vídeos:

Galería de fotos ya disponible a continuación, pincha aquí si no puedes verla:

24 Horas Experience, Ascari 2016        Vídeos:  

No Replies to "24 Horas Experience, la nueva opción de octubre"


    Got something to say?

    *

    Some html is OK